Carta Universitaria No. 15
Título : 70 razones para apreciar el campus
Autor : Carta Universitaria
Fecha : Abril de 2006

El edificio donde funciona el Museo de Arquitectura “Leopoldo Rother” fue diseñado en 1945 por el arquitecto del mismo nombre y se edificó entre 1947 y 1948 para la Imprenta de la Universidad.

70 razones para apreciar el campus

Después de siete décadas de transformaciones, la Ciudad Universitaria de Bogotá (CUB) todavía es el proyecto pedagógico y urbanístico más significativo de la historia nacional. En su momento, fue un importante camino para que la modernidad entrara al país y la capital creciera hacia el occidente. Hoy, el campus alberga 21 edificaciones de patrimonio arquitectónico y sigue siendo un importante motor del desarrollo.

Antes de la construcción

  1. En la década del treinta Bogotá se veía desde el aire como una franja estrecha, que se extendía de sur a norte, pegada a los cerros orientales.
  2. La ciudad tenía su límite occidental en la urbanización Teusaquillo y más allá solo había pasto, vacas y un pueblo lejano: Fontibón.
  3. Antes de la construcción de la CUB las facultades ocupaban viejos edificios dispersos en el centro de Bogotá.
  4. Por ejemplo, la Escuela de Medicina, Farmacia y Odontología se ubicaba en la calle 10 con carrera 15, frente al Parque de los Mártires.
  5. Arquitectura tenía su sede en la antigua Escuela de Ingeniería sobre la calle 17. Derecho ocupaba el edificio de Santa Clara en la calle 9 con carrera 8, Bellas Artes tenía su sede en el Parque de la Independencia.
  6. El Instituto de Radium tenía sus instalaciones sobre la calle 1, el Conservatorio de Música se ubicaba sobre la carrera 7 entre calles 11 y 12.
  7. El Observatorio tenía su sede frente a Santa Clara. Veterinaria ocupaba la Quinta Vaneken, sobre la carrera 7 a la altura de la calle 34.
  8. La creación de la CUB fue promovida durante el primer gobierno de Alfonso López Pumarejo (1934-1938), conocido como la Revolución en Marcha.
  9. “Es inverosímil que un país como el nuestro, pobre, atrasado, con una cultura que no alcanza mayores proporciones, trate de construir una Ciudad Universitaria”, consideraban los críticos.
  10. Jorge Zalamea, entonces ministro de educación, defendió el proyecto señalando la necesidad de proveer espacios adecuados para el quehacer académico.
  11. También explicó que la construcción permitiría consolidar la identidad institucional y superar la insularidad de las facultades dispersas.
  12. Zalamea decía: “Quisiera que visitarais la Escuela de Veterinaria para saber a qué se da allí el nombre de ‘aulas’ y ‘laboratorios’”.
  13. En 1936 se inició la construcción de la Ciudad Universitaria que marcó la evolución urbanística de la capital.
  14. Se eligió un lote a 500 metros del límite occidental de Teusaquillo, donde la vara cuadrada valía cinco pesos, mientras que el gobierno compró el lote a razón de siete centavos la vara cuadrada.

La misión alemana

  1. Fritz Karsen y Leopoldo Rother son los principales hombres de la misión alemana asociada al diseño y organización de la Ciudad Universitaria en 1936 y 1937.
  2. La iniciación de los trabajos de construcción estuvo precedida de un minucioso análisis de la estructura académica, realizado por Karsen.
  3. Planteó que era necesario hacer más “eficiente” la educación (entendida la eficiencia como un uso racional de los recursos disponibles) mediante dos estrategias.
  4. En primer lugar, que los mismos espacios fuesen utilizados por distintas carreras y disciplinas. Esto rompía la lógica autocontenida y encerrada de las antiguas facultades.
  5. En segundo lugar, propuso multiplicar los posibles escenarios académicos, que deberían incluir laboratorios, lugar de práctica e investigación de todas las disciplinas y profesiones.
  6. Un esquema suyo, en el que se delineaba físicamente la organización académica que había propuesto, sirvió de modelo en los primeros trabajos sobre el terreno.
  7. Además colaboró con el arquitecto Leopoldo Rother en la elaboración de los primeros planos de zonificación del campus.
  8. Estos se constituyeron en la guía de los proyectos de la Ciudad Blanca, concebidos fundamentalmente por el mismo Rother.
  9. También participaron los arquitectos Erich Lange, Ernst Blumenthal, Alberto Wills, Julio Bonilla Plata y Bruno Violi.
  10. Rother se encargó de diseñar el plano general de la CUB, cuyo perímetro tiene la forma de un búho.
  11. Las obras fueron ejecutadas a través del Ministerio de Obras Públicas durante los gobiernos de la República Liberal entre 1936 y 1945.
  12. Los primeros edificios en aparecer fueron el Instituto de Ciencias Naturales, de Erich Lange; la Facultad de Derecho, de Alberto Wills; el complejo de la Facultad de Veterinaria y la Facultad de Arquitectura, ambos de Lange y Blumenthal; y el Estadio, de Leopoldo Rother.

Los dos edificios donde funciona hoy el Departamento de Lenguas Extranjeras forman parte de un proyecto de 62 casas de profesores, de las cuales solo se construyeron cuatro.

Importancia de la obra

  1. Según el arquitecto Carlos Niño, “aquí hay una primera muestra de lo que sería la ciudad moderna, desde lo que se llamó el racionalismo de la arquitectura, con proyectos de mucha calidad”.
  2. Como señala Rodrigo Cortés, Director del Museo de Arquitectura Leopoldo Rother, la CUB “documenta un experimento urbano y arquitectónico de primera importancia para comprender la evolución de la ciudad”.
  3. Según Cortés, “marcó literalmente sobre el terreno el derecho a la educación superior con base en la capacidad intelectual y no en los privilegios de clase o de confesión”.
  4. Al mismo tiempo, fue cantera experimental de la reforma pedagógica de mayor impacto en tiempos modernos, que buscaba generalizar la investigación y responsabilizar al estudiante por la planeación y uso del tiempo.
  5. Su posición como cabeza de puente de la expansión de la ciudad hacia el occidente la constituyó como núcleo central en la red urbana.
  6. Así lo había reconocido Karl Brunner como director del Departamento Municipal de Urbanismo en su Plan Regulador de 1938.
  7. En este plan, Brunner proyectó como imagen de la CUB una “ciudadsatélite”, de 450 hectáreas y 50.000 a 60.000 habitantes, que reorientaría el crecimiento de la ciudad.
  8. Adicionalmente, su ubicación privilegiada en el nuevo eje de desarrollo urbano convirtió a la CUB en el referente espacial de las nuevas obras de signo modernizador impulsadas por el gobierno.
  9. Un ejemplo es el Centro Urbano Antonio Nariño, primer proyecto en el país de vivienda económica en bloques multifamiliares con régimen de propiedad horizontal.
  10. Otro ejemplo importante es el Centro Administrativo Oficial, luego rebautizado Centro Administrativo Nacional (CAN), inscrito de forma grandilocuente en la tradición monumental de las grandes obras civiles de París y Washington.

Etapas arquitectónicas

  1. Un recorrido por la CUB permite identificar cinco etapas de su desarrollo arquitectónico.
  2. La primera, de 1937 a 1945, se conoce con el nombre de Ciudad Blanca. Los edificios fueron concebidos con influencias de la Bauhaus y reminiscencias neoclásicas.
  3. Se trata, en términos generales, de una arquitectura con apego a la simetría, en un lenguaje blanco y austero. Estos primeros edificios exponen el lenguaje del purismo moderno.
  4. La segunda etapa, de 1947 a 1958, se conoce como “Materiales a la vista”. Esta es una época de transición entre la Ciudad Blanca y el esplendor del ladrillo, que será característico de los primeros años de la década del sesenta.
  5. El tercer periodo apenas se extiende de 1960 a 1962, pero fue suficiente para que quedara una huella en el campus de la arquitectura organicista, caracterizada por la predominancia del ladrillo.
  6. Los dos únicos exponentes de este periodo son los edif icios de la Facultad de Ciencias Económicas y de Sociología.
  7. El periodo de mayor desarrollo en cuanto a número de edificaciones se conoce como Plan Cuatrienal. Las obras emprendidas entre 1967 y 1974 bajo sus directrices, dejaron una impronta definitiva en la fisonomía de la CUB.
  8. Datan de entonces la Plaza Central y las construcciones aledañas, la Facultad de Arquitectura, las Aulas de Ciencias Humanas e Ingeniería, el Centro Estudiantil (actual Polideportivo).
  9. También los museos de Arte y de Ciencias, las Residencias “Camilo Torres”, el Conservatorio de Música, los Laboratorios de Ingeniería Eléctrica y Mecánica y la Facultad de Ciencias Agropecuarias.
  10. Las construcciones de la época tienen influencias de la arquitectura escandinava y se caracterizan por el uso de cubiertas inclinadas, ángulos agudos, dobles alturas y superficies blancas.
  11. El Edificio de Posgrados de Ciencias Humanas, de Rogelio Salmona, representa la etapa más reciente en el desarrollo arquitectónico.
  12. Su autor lo describe como un edificio abierto, para ser descubierto mientras se recorre libremente y para despertar toda clase de sensaciones, desde el estímulo y la sorpresa hasta el encuentro con uno mismo.

Edificaciones de patrimonio

  1. Al cabo de 139 años de existencia (1867-2006), la Universidad Nacional de Colombia cuenta hoy con un patrimonio cultural constituido tangiblemente por sus bienes inmuebles.
  2. La Sede Bogotá está conformada, entre otros, por 21 edificios que fueron declarados Bienes de Interés Cultural de Carácter Nacional mediante los decretos nacionales 596 y 1418 de 1996.
  3. Éstos hacen parte del Conjunto Patrimonial del Distrito y constituyen un testimonio excepcional de la Arquitectura Moderna en Colombia.
  4. Doce de los 21 forman parte de la primera etapa arquitectónica, conocida como Ciudad Blanca: Facultad de Ciencias, Estadio “Alfonso López”, Facultad de Cine y Televisión, Facultad de Derecho, Departamento de Lenguas Extranjeras, Contaduría y Filosofía, Bellas Artes.
  5. Completan el conjunto los Laboratorios de ensayos de materiales, la Facultad de Ingeniería, el Conjunto de Veterinaria (seis edificios) y las porterías de las calles 26 y 45. Fueron diseñados por Rother, Lange, Wills Ferro, Blumenthal y Violi.
  6. Dos edificios del siguiente periodo arquitectónico, “Materiales a la vista”, también fueron declarados patrimonio: el Laboratorio de Ensayos de Ingeominas y el Museo de Arquitectura “Leopoldo Rother”.
  7. A través de estas obras se evidencia cómo el sentido purista blanco es remplazado por un nuevo sentido expresionista, que se manifiesta a través del uso de muros con piedra, concreto y ladrillo a la vista.
  8. Dos edificaciones en las que el ladrillo es el material dominante, exponentes del periodo conocido como Organicismo, también son patrimonio.
  9. Se trata del edificio de la Facultad de Ciencias Económicas, diseñado por Fernando Martínez y Guillermo Bermúdez, y el edificio de Ciencias Humanas, diseñado por Reinaldo Valencia para la Facultad de Sociología.
  10. Cierra la lista de edificaciones de patrimonio el Auditorio “León de Greiff ”, número 104, construido de 1969 a 1973.
  11. El auditorio es representativo del Plan Cuatrienal, en el que aparecen edificios blancos de gran dimensión con una composición asimétrica, cubiertas inclinadas y pisos escalonados.

Integración a la ciudad

  1. En la actualidad, una de las principales preocupaciones consiste en reforzar las condiciones espaciales que fortalezcan y propicien la integración de la CUB con Bogotá.
  2. Fernando Viviescas, director del Plan de Regularización y Manejo (PRM) de la Universidad Nacional, es quien mejor puede hablar de lo que viene en este sentido.
  3. En un artículo reciente, Viviescas decía que la aprobación de dicho Plan por parte del Departamento Administrativo de Planeación Distrital (DAPD, Resolución 279 de mayo 23 de 2005) va a desempeñar un papel protagónico en el logro de la integración física de la Universidad al desarrollo urbanístico de Bogotá.
  4. En esa dirección, el primer paso ha sido la localización de la estación de TransMilenio en la entrada de la carrera 30 con la calle 45.
  5. Según Viviescas, desde ahora la institución puede comprometerse con la ciudad a ordenar su territorio interno para que sea un espacio abierto de gran calidad ambiental.
  6. En este sentido, proyecta volcarse sobre la urbe con un aporte fundamental para la cualificación del diseño de la ciudad y permitir que la población pueda penetrar un territorio que hace parte de la apuesta ciudadana de Bogotá.
  7. En efecto, la Universidad ofrece una franja de su territorio, de por lo menos diez metros de ancha, a lo largo de todo su perímetro, para que en colaboración con los distintos entes de la ciudad, se construya una alameda que ciña al campus.
  8. En las distintas entradas, sendas plazas o plazoletas, con diseño, amoblamiento y paisajismo modernos, acogerán al peatón.
  9. El Plan permitirá que salga hacia la calle la arquitectura que le han aportado a la Universidad los mejores exponentes de esa disciplina: Rogelio Salmona, Guillermo Bermúdez, Fernando Martínez, Leopoldo Rother, entre otros.
  10. Es de esperar que con estas medidas “se pueda inaugurar la superación de un atraso político interno que ha afectado la posibilidad de profundizar la construcción de la cultura ciudadana tanto afuera como adentro de la malla que hoy separa abruptamente estas dos entidades urbanas”, comenta Viviescas.
  11. Para terminar, más allá del Plan, la Universidad Nacional también redefine su relación con la ciudad, pues ahora se desplaza desde su Campus principal para ubicarse en distintos lugares de la metrópoli (el Claustro de San Agustín, el Centro Cultural Jorge Eliécer Gaitán y el Edificio de la Plaza de Las Nieves), con lo cual complejiza su interacción con el centro urbano y se articula de diversas maneras al desarrollo contemporáneo de Bogotá.