foto

Atención odontológica a mun adulto mayor en la Universidad Nacional de Colombia

Foto: Unimedios

 

 

Una lucha de muchos años

El término responsabilidad social se oye cada vez más en sociedades donde las diferencias económicas de la población se hacen muy notorias. Sin embargo, la Universidad Nacional de Colombia, especialmente desde los años 60, ha liderado programas de ayuda a los menos favorecidos.

Hoy más que nunca, quizás como una tendencia de la moda, de los gustos gastronómicos o políticos, o como una muestra de toma de conciencia colectiva a nivel global, ayudar a las personas en condiciones de vulnerabilidad se ha convertido en un asunto de habitual tratamiento en muchos escenarios.

En los medios de comunicación masiva la réplica de estos hechos se ha dejado sentir. Un ejemplo es la mayor cadena televisiva de noticias del mundo, CNN, que, tanto en sus estaciones en inglés como en español, presenta una sección denominada Hero o Héroes, según el caso, donde se destaca a hombres o mujeres por su apoyo a poblaciones menos favorecidas.

En otros países latinoamericanos y, en Colombia, especialmente, han comenzado a brindarles divulgación a estos acontecimientos solidarios. Casos como los del Premio a la Mujer Cafam o el trabajo continuo de muchos ciudadanos particulares y corporativos, así lo confirman.

Desde finales de la década de los noventa, a la sumatoria de todo este tipo de manifestaciones se les cobija bajo la denominación de responsabilidad social. A esta expresión se le ha venido agregando un tercer término, dependiendo del lugar donde provenga el apoyo. Si es del sector privado, se le incluye la palabra empresarial. Si es individual o pública no se hace inclusión.

Muy recientemente, en el caso de la instituciones que imparten conocimiento, especialmente las de educación superior, organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, le incluyeron la palabra universitario, dando lugar al término: responsabilidad social universitaria.

Bajo este rótulo, ya se vienen haciendo públicos varios ejemplos de esta labor y se están dando pasos en firme hacia la construcción de una tendencia más institucional.

 

En la UN, desde siempre

Mucho tiempo antes de que la expresión responsabilidad social surgiera en el ámbito mundial y local, la Universidad Nacional de Colombia se convirtió en abanderada en la ejecución de actividades que beneficiaron a la sociedad colombiana.

Ese sentido de aporte a la sociedad surge desde su creación, hace 140 años. Está en su esencia básica de impartir e irradiar conocimiento a los colombianos que generara desarrollo. Desde ese momento, la UN se convirtió en protagonista importante en este tipo de actos en los que las congregaciones religiosas eran las abanderadas.

En un espectro más amplio, de contacto no solamente con su comunidad académica, sino con la comunidad en general, la Universidad comenzó a brindar los primeros resultados a mediados del siglo XX.

En la década de los sesenta, de la mano de dos hombres como Orlando Fals Borda y Camilo Torres, desde la primera Facultad de Sociología de América Latina, la UN lideró campañas para brindarles herramientas a los ciudadanos para tener una mejor calidad de vida. En esa ocasión se les denominó Acción Social Universitaria.

Cuenta el sociólogo Orlando Fals Borda, en entrevista con Carta Universitaria, que muchas de estas campañas se desarrollaron bajo un ambiente de resistencia interna y externa. Sin embargo, uno de los resultados más significativos fue la creación de la primera junta de acción comunal.

Como este, desde ese instante histórico hasta hoy, son incontables los ejemplos en los que la UN ha participado en proyectos, programas e iniciativas que han beneficiado a muchos. Han sido actividades programadas por la universidad, facultades, institutos, departamentos, profesores o estudiantes.

En 1993, con la creación del Programa Interdisciplinario de Apoyo a la Comunidad (Priac), muchos de estos esfuerzos individuales tomaron un sentido colectivo. Esta nueva condición vino acompañada del aporte y beneficio, tanto interno como externo de la comunidad académica.

 

Camino hacia una política

Paralelo a la frenética actividad de apoyo a la comunidad que surge de la UN se han dado avances legislativos para darle un sustento jurídico a estas acciones.

El profesor Rafael Malagón, quien estuviera al frente de la Dirección Nacional de Extensión, aseguró que el trabajo de interacción social ha sido regulado, principalmente, por el Estatuto de Extensión contenido en el Acuerdo 004 de 2001 del Consejo Superior Universitario.

Malagón, una de las personas que más reconocimiento en este campo tiene en la Universidad, considera que “el tema de la Responsabilidad Social se ha puesto de moda y aparece como uno de tantos asuntos de agenda que se van incorporando a la “jerga” institucional, sin que en ese acto medie una reflexión rigurosa”.

“Hay responsabilidad social cuando la Universidad asume el compromiso de formar profesionales de las mejores calidades académicas y morales. También cuando se atiende con rigor a las tareas de la investigación, creación e innovación, comprometiendo el proyecto universitario con la producción de cultura y de conocimientos ejemplares derivados de los ámbitos más sistemáticos de producción de conocimiento. También, cuando la Universidad radicaliza su compromiso social y se compromete  con las tareas de la transformación social y cultural y de la fuerza de trabajo calificada, exigida por el desarrollo industrial y posindustrial en el marco de un proyecto plural de nación”, explicó Malagón.

En su reciente visita pastoral a la Capilla de la Universidad, el máximo jerarca de la Iglesia Católica en Colombia, el Cardenal Pedro Rubiano Sáenz, Arzobispo de Bogotá, destacó el papel de la Nacional en la formación de estudiantes con un espíritu de servicio.

“Hay muchos otros que no solamente ejercen su profesión desde el punto de vista de recibir por su trabajo unos emolumentos, sino que son capaces de proyectarse a la población más necesitada. Me parece que la Nacional en eso es un ejemplo y tiene que ser un gran ejemplo”, explicó Rubiano Sáenz.

Con este esbozo general, Carta Universitaria publica este primer acercamiento a un recuento conjunto de la responsabilidad social de la Universidad Nacional de Colombia.

cartau@unal.edu.co

 

UN Periódico Digital

UN Periódico Impreso

Videoespecial

Clasificados

 

Publicación de la Unidad de Medios de Comunicación -Unimedios- de la Universidad Nacional de Colombia.

PBX.: (1) 316 5000 ext. 18108 - 18106
Fax: (1) 316 5232 • Correo electrónico: carta_un@unal.edu.co
Universidad Nacional de Colombia
Carrera 45 N° 26-85 - Edificio Uriel Gutiérrez
Bogotá D.C. - Colombia
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN
PBX: 3165000
webmaster@unal.edu.co

Aviso Legal - Copyright