Junats de acción comunal como las del barrioModelo Norte se han convertido en verdaderos modelos de ayuda.

Foto: Unimedios

 

 

En la UN nacieron las juntas de acción comunal

El próximo año, este movimiento cumple 50 años y hoy tiene cinco millones de asociados, ubicados en los 1.098 municipios y 20 corregimientos departamentales que componen la geografía nacional. ¿Cómo contribuyó la Universidad Nacional de Colombia en la formación de las juntas?

La organización social de base con más cobertura y arraigo en Colombia es la Junta de Acción Comunal. Es el espacio primario donde el ciudadano del común tiene la oportunidad de buscar una alternativa de solución a los problemas que aquejan a su comunidad.

De acuerdo con las estadísticas que maneja la Confederación Nacional de Juntas de Acción Comunal, en Colombia hay cerca de 50.000 organizaciones de este tipo y 870 asociaciones municipales.

Este movimiento cumple 50 años en el 2008 y cuenta con cinco millones de asociados, ubicados en los 1.098 municipios y 20 corregimientos departamentales que componen la geografía nacional.

El origen de la Junta de Acción Comunal en el país se remonta a finales de la década de los cincuenta en la Universidad Nacional de Colombia. Así lo comenta el sociólogo Orlando Fals Borda. El lugar donde tuvo su primera aparición fue la vereda de Saucito, en el municipio de Chocontá.

“Era, explica Fals Borda, una vereda pequeña de minifundistas, que decidieron organizarse para construir una escuela comunal, que todavía está allí. Es hoy un monumento nacional porque fue el laboratorio donde se determinaron algunas de las primeras reglas, incluso las oficiales, en lo concerniente a la conformación de juntas de acción comunal”.

El sociólogo comenta que este proceso se forjó en la recién creada Facultad de Sociología de la Universidad, de la cual era Decano. En aquel momento, el Ministro de Educación, Abel Naranjo Villegas, pidió a la institución que plasmara por escrito la experiencia vivida en esta vereda. Tiempo después se convirtió en un capítulo de la Ley 19 de 1958, con el beneplácito del Presidente de la República, Alberto Lleras Camargo.

Esta idea, cuenta Fals Borda, sirvió como “un rayo de luz” para generar un cambio radical en las costumbres de los campesinos hispano-chibchas que se basaba en una antigua tradición que daba prioridad al carácter desconfiado de los habitantes de la región. Estos ignoraban al vecino y echaban al traste cualquier posibilidad de trabajo colectivo.  

Uno de los pioneros del nacimiento del movimiento comunal es Luis Emiro Valencia Sánchez, economista egresado de la Universidad Nacional de Colombia en la década de los cincuenta. Él recuerda el impulso dado por la Universidad para su surgimiento: “Promovieron mucho la Acción Comunal”.

Valencia Sánchez, que hoy en día integra la Junta de Acción Comunal del barrio Veracruz, ubicado en el centro de Bogotá, resalta la labor de la Facultad de Sociología: “Destaco, principalmente, la agitación y estudios sociológicos iniciales y de orientación política para interpretar un movimiento social espontáneo, generado en las bases”.

 

Punto de encuentro

La experiencia superior al medio siglo en el trabajo barrial le permite al economista dimensionar la importancia de la Acción Comunal: “Sin la menor duda es la principal organización social que tiene el país y naturalmente, por sus características, trata de ser cooptada y utilizada. Sin embargo, su potencial es enorme y el proceso de cambio en que se encuentra es muy alentador”, comenta Valencia Sánchez.

Por su parte, Jorge Enrique Bossa, actual presidente de la Confederación Nacional, asegura que la Junta de Acción Comunal es un motor aglutinador de los intereses de la comunidad en cualquier lugar del país.

“Es el organismo que reúne a la comunidad en torno de las diferentes necesidades y problemas que se pueden presentar en convivencia y conciliación de problemas, desarrollo humano de las personas, formación en democracia, participación, educación, vivienda, medio ambiente, deporte y cultura”, comentó Bossa.

De acuerdo con el dirigente barrial, de la interacción de los ciudadanos en torno a una variedad de temáticas surgen caminos hacia la solución de los problemas.

“Estas necesidades que generan desarrollo humano se ven reflejadas en la realización de obras comunales que son comunes a todos, como los espacios recreativos, administración de campos deportivos, de plaza de mercado, donde participamos todos los habitantes de una comuna, de una localidad”, comentó.

Subrayó la importancia de estos organismos como el primer puente que se tiende entre la comunidad y organizaciones políticas de mayor envergadura como los concejos, asambleas y congreso: “Ayudamos a la gobernabilidad del país”, agregó.

Sobre los inicios de las Juntas, Bossa hace un recuento rápido de los precursores del movimiento: ”Los fundadores y los que más colaboraron fueron Orlando Fals Borda, Camilo Torres Restrepo, Luis Sandoval y Luis Emiro Valencia en la Universidad Nacional. Desde esa época fueron orientadores del movimiento comunales en el país”.

El Departamento Administrativo de Economía Solidaria, Dansocial, desarrolla un proyecto que busca orientar y promover las empresas de autogestión que se generan dentro de las Juntas de Acción Comunal.

Yineth Vargas Bautista, coordinadora de economía solidaria de Dansocial, aseguró que proyectos como la autoconstrucción de vivienda y las tiendas comunitarias son dos ejemplos de actividad económica exitosa para el país que han tenido su origen en las comunidades.

Finalmente, Luis Emiro Valencia explica que es tal la magnitud de este movimiento que nació y se institucionalizó en el seno de la Universidad Nacional de Colombia, que cerca del doce por ciento de los colombianos son miembros activos y más del 50 por ciento mantiene contacto con el organismo.

cartau@unal.edu.co

 

UN Periódico Digital

UN Periódico Impreso

Videoespecial

Clasificados

 

Publicación de la Unidad de Medios de Comunicación -Unimedios- de la Universidad Nacional de Colombia.

PBX.: (1) 316 5000 ext. 18108 - 18106
Fax: (1) 316 5232 • Correo electrónico: carta_un@unal.edu.co
Universidad Nacional de Colombia
Carrera 45 N° 26-85 - Edificio Uriel Gutiérrez
Bogotá D.C. - Colombia
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN
PBX: 3165000
webmaster@unal.edu.co

Aviso Legal - Copyright