Fotos: Archivo particular

 

El profesor Édgar Iván Estrada, de la UN en Palmira, es uno de los vallecaucanos más destacados, así lo reconoció la Cámara de Comercio del Valle del Cauca.

 

Apasionado por la docencia y el mejoramiento genético

Édgar Iván Estrada, profesor de la Universidad Nacional de Colombia en Palmira, fue reconocido por la Cámara de Comercio de Cali como uno de los investigadores más importantes del Valle del Cauca.

Laura M. Fuertes Sánchez
Unimedios

Palmira. Édgar Iván Estrada es Ingeniero Agrónomo de profesión. Ha dedicado toda su vida a la docencia y al mejoramiento fitogenético de plantas de gran importancia para el país. Es docente de la Universidad Nacional de Colombia en Palmira y recientemente fue destacado por la Cámara de Comercio de Cali como uno de los investigadores que más ha aportado al desarrollo del Valle del Cauca.

Junto con su grupo de investigación en Mejoramiento Genético, Agronomía y Producción de Semillas de Hortalizas ha logrado aumentar la productividad de los cultivos de cientos de agricultores, a través de siete hortalizas mejoradas genéticamente y patentadas, que hoy día son consideradas por quienes las siembran como semillas estrellas.

Es un reconocido fitomejorador, que vive y siente a la Universidad como el lugar donde pudo crecer como persona y como profesional. Todo en su vida está relacionado con la institución educativa que lo acogió hace 34 años, después de haber terminado con tesis meritoria su pregrado.

Hace algunos años, el 95 por ciento de las semillas de hortalizas debían importarse. Hoy, gracias a su trabajo y el del resto de investigadores que conforman su grupo de investigación, los agricultores cuentan con semillas de zapallo, habichuela, tomate, cilantro y pimentón resistentes a plagas y con mejores porcentajes de rendimiento, menos costos de producción y mayor productividad.

Hace 23 años, el profesor Estrada y el también reconocido Franco Alirio Vallejo crearon el grupo y empezaron a trabajar en el mejoramiento de hortalizas representativas para la economía colombiana. En su más reciente conferencia, Vallejo expresó que el mayor orgullo del grupo de investigación es la formación de estudiantes tanto de posgrado como de pregrado, que en este momento asciende a 186 profesionales.

El profesor Estrada coincide con este punto de vista: “El reconocimiento no solo es para los docentes, hay que reconocer la labor desempeñada por el grupo de estudiantes que durante más de 30 años se han comprometido con nuestros proyectos”.

Califica como lo más importante de su carrera haber traspasado las aulas de clase y traducir todo ese conocimiento generado al interior de la academia en beneficios reales para miles de familias que viven de la agricultura. Al hablar sobre este tema, el profesor deja entrever su gran compromiso con la sociedad.
Este padre de dos hijas y trabajador incansable, en 1990 se hizo merecedor del reconocimiento de ser nombrado profesor emérito, gracias a su aporte a las actividades misionales de la Universidad: docencia, investigación y extensión. En el 2007 fue nombrado profesor titular por el Consejo Superior Universitario de la UN. Esta categoría solo ha sido alcanzada por tres profesores en Palmira.

Al interior de la comunidad universitaria, el profesor Estrada es reconocido como una persona sencilla, trabajadora y alegre, dispuesta a trabajar en pro de sus estudiantes. “La docencia permite retroalimentar no solo conocimientos, sino, al mismo tiempo, retroalimentarse de las buenas actitudes de las personas, de la creatividad y energía de los jóvenes estudiantes. Lo realmente importante es entenderse con ellos, sin dejar de lado el respeto que ambos se merecen”, manifestó.

A lo largo de su trayectoria como profesor ha ocupado diferentes cargos académicos en la Universidad. Además, se resaltan cinco distinciones como el Premio Nacional de Ciencias que otorga la Fundación Alejandro Ángel Escobar en 1994, los mejores trabajos en el IV Congreso Sociedad Colombia de Fitomejoramiento en 1995 y el reconocimiento como docente de alta calificación de la UN en Palmira, en el 2001,
entre otros.

Estas condecoraciones lo han convertido en uno de los investigadores más destacados del sector académico del Departamento y una autoridad en la región en las áreas de agronomía y mejoramiento vegetal.

Con mucho ají
Hoy en día, el mejoramiento de la productividad del ají es uno de los proyectos del profesor Estrada. “Estamos trabajando en el fortalecimiento de la uniformidad genética y fenotípica de los tres cultivares de ají: cayena, tabasco y habanero. Hasta el momento, se han evaluado y seleccionado en lotes comerciales de ají en el Valle del Cauca plantas élites que sobresalen por características de importancia agronómica, productiva y comercial”, afirmó Estrada.

Sobre los resultados esperados, el profesor aseguró que “el grupo de investigación entregará un núcleo básico de semillas de alta uniformidad y productividad con el que se podrá iniciar un programa estructural y formal de producción de semillas, que contribuya a la sostenibilidad de la producción comercial de ají en el Valle del Cauca”.

Lo más importante de la labor investigativa adelantada por el profesor Estrada es el invaluable aporte a la seguridad alimentaria del país. “Es bueno que la comunidad conozca la labor que realizan investigadores, empresarios y demás, desde cada una de sus fortalezas en aras del progreso de la región”, comentó Estrada.

Próximo a disfrutar de su jubilación, el profesor Estrada asegura que nunca podrá alejarse de la academia ni del campo, sus dos grandes pasiones, que lo convirtieron en un investigador de alta calidad.

Visitar

Visitar

Videoespecial

 

Publicación de la Unidad de Medios de Comunicación -Unimedios- de la Universidad Nacional de Colombia.

PBX.: (1) 316 5000 ext. 18108 - 18106
Fax: (1) 316 5232 • Correo electrónico: carta_un@unal.edu.co
Universidad Nacional de Colombia
Carrera 45 N° 26-85 - Edificio Uriel Gutiérrez
Bogotá D.C. - Colombia
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN
PBX: 3165000
webmaster@unal.edu.co

Aviso Legal - Copyright