Cortesía Cooperativa de Profesores, sede social Pandi.

 

El poder de dos manos unidas

• Como lo cuenta el profesor Carlos Caicedo, uno de los afiliados, “el gremio de profesores no es de los mejor remunerados; de hecho, desde hace 5 años no tenemos el aumento por ley, de ahí que proyectos tan básicos como la adquisición de un carro o una casa para nosotros sería muy difícil obtenerlo en una entidad financiera, así que hay una debilidad institucional fuerte que la Cooperativa está ayudando a superar”.

• Dentro del bienestar que la Cooperativa ofrece cabe destacar las tres sedes sociales: una en Bogotá, otra en Facatativá y una más en Pandi (Cundinamarca), las cuales están a disposición de los docentes para descansar o para celebrar fechas especiales.

• La Universidad y la Cooperativa son entidades distintas que se mueven con independencia la una de la otra. Sin embargo, muchos de los afiliados piensan que en estos 40 años de éxitos y de aprendizaje que cumple la institución, el próximo 7 de noviembre, deben servir como un pare en el camino, para que el ente educativo no se desentienda por completo de lo que está pasando en la Cooperativa y se motive a iniciar proyectos conjuntos de bienestar con la comunidad.

 

Cooperativa de Profesores, 40 años de solidaridad

Este modelo de asociación, que se constituye en un ejemplo a seguir, ha realizado préstamos a sus socios por 50 mil millones de pesos. Este capital sirve para cubrir todo tipo de necesidades, desde pago de impuestos hasta constituir un negocio. Dentro del portafolio de servicios llama la atención la línea de préstamo a pensionados y las soluciones de vivienda.

Patricia Barrera Silva
Unimedios

Bogotá. Si hay una palabra que defina a esta institución, esa es innovación. A simple vista se constituyó como una cooperativa especializada para prestar servicios de ahorro y crédito como cualquier otra, pero realmente al interior es distinta.

Desde 1968, cuando 36 docentes se reunieron y concibieron la idea, esta institución tuvo gran acogida. Se trataba de la primera iniciativa exclusiva para profesores de la Universidad, lo cual trajo consigo muchos adeptos.

La captación de ahorros, por ejemplo, es un sistema propio. Este le permite al afiliado disponer de recursos menores a corto plazo, algo que fue muy novedoso para la época en el ámbito de las cooperativas porque permitía mantener ahorros a la vista. Es decir, que se podían retirar en cualquier momento y, lo mejor de todo, retirar aun cuando no se tuvieran fondos.

Esta última estrategia se ha mantenido hasta hoy, pero es una ayuda sujeta a reglamento. Es un servicio especial que le permite al socio retirar hasta el 50 por ciento del aporte social pagado y está respaldado porque cada afiliado tiene una cuenta de ahorro a donde llega su sueldo cada mes, y la Cooperativa descuenta automáticamente esta cifra una vez haya fondos.

Como éste, todos los servicios que se prestan a los afiliados son diseñados como a la medida. En 1972 se convirtió en una Cooperativa Multiactiva, que podía dedicarse a varias actividades económicas y no solo a ahorro y crédito.

En esa época, Miguel Hernández Cárdenas, quien ejercía funciones como vicerrector, asignó unas oficinas en el sector, de lo que hasta hace muy poco fue conocido como la cafetería central. La Cooperativa montó allí el primer servicio de aprovisionamiento, un almacén de equipos y suministros donde se les vendían neveras, lavadoras y otro tipo de electrodomésticos a los asociados, siendo esta la primera actividad fuera del ahorro y los préstamos, y el origen de una larga cadena de iniciativas que hoy día se ofrecen a favor de los afiliados.

El portafolio de servicios de la Cooperativa es variado. Incluye turismo, recreación, cultura, seguros, salud, educación, vivienda y el servicio de crédito que cuenta con, al menos, 30 líneas de préstamo para cada necesidad.

Tal vez una de las líneas de crédito menos reconocidas pero de mayor impacto social tiene que ver con la de los pensionados. En ésta, un gran número de profesores jubilados ha pedido que su pago sea depositado en la cuenta de ahorros de la Cooperativa. Por eso, cuando la Universidad se demora en consignar la pensión, por cualquier eventualidad, la Cooperativa activa un crédito automático para ellos, sin costo, que consiste en que pueden retirar hasta el 80 por ciento de su mesada pensional, lo cual es devuelto una vez la Universidad paga.

Pasaron los años y en 1985, en uno de esos “tire y afloje” con la administración de turno, la Cooperativa tuvo que mudarse al exterior de la Universidad, pues debió restituir el espacio que una vez se le había asignado.

Salir de la Universidad implicaba mayor responsabilidad, pero también mayor autonomía. Fue entonces cuando se lanzaron a nuevos proyectos, como las sedes sociales en Bogotá y los primeros proyectos de vivienda.

Actualmente, tiene 9 casas en Bo-gotá que hacen parte de la sede urbana Otto de Greiff, ubicada en el barrio La Soledad; adicional a esto, la Cooperativa se lanzó al proyecto de construir vivienda para darles la oportunidad a los afiliados de adquirirlas con plazos y préstamos mucho más cómodos que los que ofrecería cualquier entidad bancaria. En este momento está emprendiendo el noveno proyecto habitacional.

Visitar

Visitar

Videoespecial

 

Publicación de la Unidad de Medios de Comunicación -Unimedios- de la Universidad Nacional de Colombia.

PBX.: (1) 316 5000 ext. 18108 - 18106
Fax: (1) 316 5232 • Correo electrónico: carta_un@unal.edu.co
Universidad Nacional de Colombia
Carrera 45 N° 26-85 - Edificio Uriel Gutiérrez
Bogotá D.C. - Colombia
Gobierno en LíneaAgencia de Noticias UN
PBX: 3165000
webmaster@unal.edu.co

Aviso Legal - Copyright